CULTURA EMPRESAS

La Imprenta Blasco ultima los preparativos para su rehabilitación y restauración de la maquinaria

El cierre de la Imprenta Blasco en 1999 puso fin a un siglo de historia de las artes gráficas en Aragón. Tres años después, en 2002, el Ayuntamiento de Zaragoza adquirió el edificio y a partir de este año se ha impulsado su recuperación. VIDEO:DANIEL PEREZ

El Alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, junto con los consejeros de Urbanismo y Cultura, han visitado la Imprenta Blasco para conocer los preparativos para su inminente rehabilitación y restauración de la maquinaria. El Ayuntamiento de Zaragoza es propietario de este edificio, que está situado en la plaza Ecce Homo nº 8 de la ciudad.

El objetivo planteado desde el Ayuntamiento es que tanto la planta baja como sótano se destinen a museo de la imprenta, por eso es necesario desalojar toda la planta baja y sótano de maquinaria y mobiliario, restaurarlos y reponerlos a su ubicación actual.

El cierre de la Imprenta Blasco en 1999 puso fin a un siglo de historia de las artes gráficas en Aragón. Tres años después, en 2002, el Ayuntamiento de Zaragoza adquirió el edificio y a partir de este año se ha impulsado su recuperación. La Imprenta Blasco constituye un valioso testimonio del patrimonio industrial contemporáneo ya que a través de su maquinaria y sus enseres se puede conocer la evolución del oficio de impresor, desde la tipografía y el hacer más artesanal hasta los inicios de la industrialización y el offset, de los que se conservan importantes ejemplos.