OPINION

Las pelotas más grandes del independentismo

Lluís Salvadó pasará a la historia por vivir del cuento de la política durante tres legislaturas por menospreciar a las mujeres con su salida de pata de banco, demostrando que es el dueño de las pelotas más gordas del Independentismo.

Milita en ERC, y lo han pillado en una bromita tonta con su “colegui” el alcalde de Sant Carles de la Ràpita , Josep Caparrós. Ambos se  lamentan de que no se puedan encontrar en Cataluña mujeres para ocupar puestos relevantes. Burrada tremenda porque eso, más que una broma, parece una patada directa a la boca de Marta Rovira y al resto de mujeres de su formación. También de hombres que pelean por la igualdad y no valoran las capacidades de una mujer por el tamaño de las tetas.

El “jambo” sea en broma, en privado, o en mediopensionista tiene interiorizado que no hay mujer buena para un puesto de renombre en Cataluña y que, ante eso, es mejor coger a una extranjera que le pellizque la testosterona, sea rumana o brasileña.

Pero no, acudió al imaginario del machirulismo, de dejar que corra la saliva hasta el suelo,y darse codazos entre machotes para soltar la perla de la corona:  “elige a la que tenga las tetas más gordas”. Y cuestión resuelta. Total, ¿nos vamos a matar la cabeza por una consejera de Enseñanza? Si aún fuera de Urbanismo, diría otro político que conozco.

 

 

Palabras