SALUD Y SANIDAD

Coordinación y sistema de procesos marcan el nuevo modelo de rehabilitación psicosocial

El Consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha firmado hoy con trece entidades integradas en el FÓRUM un Concierto para la Rehabilitación Psicosocial y Laboral de los Pacientes con Trastorno Mental Grave en Aragón para los próximos cuatro años.

El Consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha firmado hoy con trece entidades integradas en el FÓRUM un Concierto para la Rehabilitación Psicosocial y Laboral de los Pacientes con Trastorno Mental Grave en la Comunidad Autónoma de Aragón, por un importe máximo de 23.273.215,68 euros para los próximos cuatro años.

Trece entidades de FÓRUM: 2ª Vía Acompañamiento Terapéutico, Asociación Pro Salud Mental Bajo Aragón (ASAPME Bajo Aragón), Asociación Oscense Pro Salud Mental (ASAPME Huesca), Asociación Turolense Pro Salud Mental (ASAPME Teruel), Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (ASAPME Zaragoza), Cáritas Diocesana de Zaragoza, Ejea Sociedad Cooperativa de Iniciativa Social, Fundación Adunare, Fundación Agustín Serrate, Fundación La Caridad, Fundación Ramón Rey Ardid, Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús y Punto de Apoyo y Rehabilitación Psicosocial Comunitaria S. Coop, optaron en su día presentarse juntas, suscribiendo el Acuerdo de Acción Concertada de carácter múltiple, establecido en las bases de la convocatoria, para la prestación de servicios a pacientes con trastorno mental grave en Aragón.

En concreto, se han adjudicado a las entidades: 194 Procesos de Rehabilitación de alta intensidad terapéutica, 457 Procesos de Rehabilitación de baja intensidad terapéutica, 139 plazas de Pisos supervisados y 45 plazas de Residencia de salud mental, distribuidos en toda la Comunidad Aragonesa.

Acuerdo de acción concertada

Esta adjudicación, es la primera que realiza la Consejería de Sanidad endesarrollo de la Ley 11/2016, el Decreto 62/2017, de 11 de abril, del Gobierno de Aragón, sobre Acuerdos de Acción Concertada de Servicios Sanitarios y Convenios de Vinculación con Entidades Públicas y Entidades sin Ánimo de Lucro, que establece en su artículo 4.a), como modalidad de concertación, el Acuerdo de Acción Concertada, considerado como instrumento organizativo de naturaleza no contractual, a través del cual el Sistema de Salud de Aragón puede gestionar la prestación a las

Novedades del concierto

 a) Sistema de procesos

A diferencia del sistema anterior, en el que salían a concurso diversos recursos, ahora salen procesos. Esta es la novedad, la adscripción del paciente a un proceso rehabilitador o a un recurso determinado no es finalista, teniendo en cuenta la situación clínica del mismo, podrá pasar de una intensidad terapéutica a otra, al igual que recibirá atención de uno o varios equipos, en uno o varios centros, en función de sus necesidades de rehabilitación, pudiendo ser derivados a: Centros de Día; Centros de Inserción Laboral; Equipos de Apoyo Social Comunitario; Pisos Supervisado; o Residencias

Las personas con trastorno mental grave sufren un conjunto de problemáticade salud mental.s y necesidades que desbordan el ámbito sanitario-psiquiátrico, presentando importantes dificultades en su funcionamiento psicosocial autónomo y en su integración social, familiar y/o laboral. Lo que hace que, debido a esta discapacidad, muchas de estas personas requieran de apoyos psicosociales continuados en distintas áreas de la vida diaria, autocuidados y funcionamiento personal y social.

b) Coordinación de entidades y administración

Otro factor importante del nuevo sistema es la coordinación entre las entidades y la administración que imponen las bases del concierto. Las entidades deberán asegurar la coordinación con todos aquellos servicios o recursos que puedan estar implicados en la atención de los pacientes y resulten necesarios o relevantes para su rehabilitación, con el fin de favorecer la adecuada continuidad de cuidados y un proceso integral de atención, rehabilitación e inserción comunitaria, siguiendo en todo momento las directrices que se establezcan desde el Departamento de Sanidad.

Las 13 entidades que suscriben el Acuerdo de Acción Concertada de carácter múltiple designarán un Coordinador Técnico por cada uno de los ocho SectoresSanitarios (Huesca, Barbastro, Zaragoza I, II y III, Calatayud, Teruel y Alcañiz) de entre los profesionales de los equipos rehabilitadores, quien coordinará y supervisará los servicios y la atención a los pacientes.

Igualmente, a propuesta del Departamento de sanidad, designarán un Coordinador Técnico Autonómico de todos los servicios objeto del concierto, que será el interlocutor con el Departamento de Sanidad, para informar periódicamente del desarrollo del servicio y de todos aquellos asuntos o incidencias significativas que afecten a la prestación del servicio y a facilitar puntualmente cuanta información le sea requerida en relación con la misma.

La coordinación va más allá de ámbito estrictamente sanitario, ya que se deberá contactar y establecer coordinaciones, así como, asesorar y apoyar a aquellos recursos sociales comunitarios (Centros socioculturales, Centros formativos, INAEM, asociaciones culturales, centros deportivos, etc.) en los que se puedan integrar los usuarios, de cara a favorecer su rehabilitación e inserción social. Asimismo, y a instancia de los responsables técnicos del Departamento de Sanidad, y en atención a su relevancia, participará en las labores de formación que sobre problemática psicosocial de este colectivo y sobre el proceso de atención residencial e integración comunitaria puedan impartirse para asociaciones existentes en la comunidad, profesionales de los servicios sociales generales, líderes y agentes comunitarios, etc.

Derivación

En cuanto a la derivación a los Procesos de Rehabilitación, se realizará por funcionarios de  la Unidad de Salud Mental (USM) en la que se atiende al paciente  y recogerá en documento normalizado, como componente inicial del Plan Personal de Recuperación (PPR), un informe clínico y el informe social

Esta información se podrá acompañar de otra complementaria, informes, etc., que facilite el proceso de derivación que permitirá la valoración y estudio del caso por el Responsable Técnico de la Entidad y el equipo rehabilitador que corresponda realizará dicha valoración. Identificará los objetivos de recuperación así como los que expresen el paciente y su familia, y en función de estos objetivos establecerá las intervenciones y actividades rehabilitadoras que permitan alcanzarlos, determinando los prestadores de estas intervenciones y sus responsables, y temporalización del proceso. Todos estos procedimientos se trasladarán a la Historia Clínica electrónica del paciente, información que será accesible a los profesionales del Servicio Aragonés de Salud que precisen trabajar con el paciente.

La duración del PPR, según las características del usuario, comprenderá un periodo de tiempo variable, generalmente en torno a los doce meses, pero pueden ser tiempos inferiores, o más prolongados, en los casos que se precise.

Seguimiento, evaluación y alta

El equipo de la USM que ha derivado al paciente se responsabilizará de su seguimiento clínico y de su proceso de rehabilitación, revisando la información que periódicamente se incorpore a la historia clínica electrónica y estableciendo con el equipo rehabilitador las reuniones y comunicaciones que considere necesarias para una adecuada coordinación y cooperación.

La entidad indicará un profesional responsable de cada paciente, para garantizar la coordinación de los profesionales y programas que intervengan en el proceso de rehabilitación y ser el interlocutor con la USM.

Con periodicidad de seis meses se evaluará el PPR del paciente, trasladando esta información a su historia clínica electrónica y comunicándolo al equipo de la USM correspondiente.

Vigencia

El Acuerdo de Acción Concertada tendrá una vigencia de cuatro años, contados a partir de la fecha de su formalización, y será prorrogable por períodos de un año, por mutuo acuerdo de las partes, hasta una duración máxima de diez años, incluidas prórrogas y duración inicial.